jump to navigation

SEXO Y SUEÑO abril 2, 2010

Posted by auroradelprado in Sexo y sueño.
add a comment

¿QUE ES EL SEXOMNIO?
En inglés, Sexomnia; en español, Sexomnio.
El Sexomnio, es un trastorno del sueño, donde la persona sufre un estado de sonambulismo, durante el cual mantiene relaciones sexuales con su pareja. Esto sucede durante la fase REM del sueño, que es la más profunda, cuando la persona está completamente dormida; al despertarse no se acuerda de nada y se entera porque su  pareja se lo comunica.
Parece que estas personas, al mantener relaciones sexuales en ese estado de sonambulismo, muestran comportamientos que suelen ser diferentes a los que tienen habitualmente: algunas son más cariñosas, no tienen tanta prisa, demuestran más ternura y tratan de satisfacer a su pareja, otras, por el contrario, se convierten en personas más agresivas y apasionadas. Pero lo que sí tienen en común es que ninguna recuerda haber mantenido relaciones sexuales durante el sueño.
No obstante, no es un problema frecuente y se está investigando por qué se produce, en qué tipo de personas se da, las características comunes que éstas puedan tener, etc.,  pero los resultados todavía no son concluyentes.

¿LAS MUJERES TAMBIÉN TIENEN SUEÑOS HÚMEDOS, ES DECIR, TAMBIÉN PUEDEN TENER ORGASMOS DURANTE EL SUEÑO? ¿EN QUE FASE DEL SUEÑO SUCEDE?
Todas nosotras, sean cuales sean nuestras circunstancias, tenemos una necesidad emocional de amistad, intimidad, afecto y satisfacción sexual. Aunque para la mayoría de las mujeres las necesidades emocionales son más importantes que las sexuales, las sexuales no dejan de ser una necesidad más.
Algunas mujeres tienen sueños eróticos con los que llegan al orgasmo y realmente lo viven como si estuvieran despiertas, con todas las sensaciones placenteras que conlleva. Casi siempre estos sueños suelen darse cuando, por circunstancias, pasan un periodo largo de tiempo sin mantener relaciones sexuales. Sucede, con frecuencia, cuando la pareja viaja y tiene que estar separada durante meses, o cuando por otros motivos no se mantienen relaciones sexuales. La naturaleza es muy sabia y se sirve del sueño para satisfacer la necesidad sexual cuando falta.
Y lo mejor de esta experiencia, es que por la mañana recuerdan perfectamente el sueño y se sienten satisfechas, al contrario de lo que sucede con el sexomnio.
Los sueños se producen en la fase REM, llamado sueño paradójico; probablemente es la fase más interesante del sueño y cuando resulta más difícil despertar al que duerme y, si lo hacemos, normalmente estará desorientado y confuso y nos comentará que estaba soñando, pues es también durante la fase REM cuando se sueña.

REACCIONAMOS CARIÑOSAMENTE A LOS ESTIMULOS AÚN ESTANDO DORMIDAS. ¿HAY ALGUNA RAZÓN PARA ELLO?
Para muchas mujeres las relaciones sexuales son agradables y positivas, pero para otras son todo lo contrario, negativas y desagradables.
También hay parejas para las que hacer el amor es sinónimo de penetración y, al menos para los hombres, de orgasmo. Los hombres suelen tener prisa por llegar a la meta y se olvidan de los preliminares que son una importante fuente de placer para la mujer. Por lo tanto, cuando la mujer tiene un sueño erótico sin ella proponérselo, el sueño se adecua a lo que ella realmente quiere, la estimulación es lenta y continuada, no hay prisas, suele haber mucho más romanticismo que en la vida real y aprovecha la oportunidad para disfrutar de una abanico más amplio de placeres eróticos, que para ellos pasan desapercibidos. En muchas parejas, la urgencia de la penetración puede llegar a destruir el disfrute sexual, en vez de permitir profundizar en el placer de cada momento. Lo que la mujer echa de menos en la vida real, se le manifiesta en sueños. Nuestro cerebro nos compensa dicha carencia y nos ayuda a satisfacer nuestras necesidades.

¿ CUANTO MÁS DESCANSADAS ESTEMOS MÁS EXCITADAS NOS SENTIREMOS?
El cansancio, el aburrimiento, la irritación, las preocupaciones y muchos otros factores emocionales pueden suprimir la excitación sexual, incluso en mujeres que poseen una naturaleza muy orgásmica.
Se ha demostrado que durante las vacaciones la gente está más relajada, sin horarios que cumplir, y además los cambios de escenario son fantásticos para favorecer las relaciones sexuales que suelen ser más frecuentes y  placenteras.
Durante el día también hay horas más apropiadas para mantener relaciones sexuales y aunque la mayoría de las personas suelen mantenerlas por la noche, lo cierto es que se ha demostrado que la hora de la siesta, concretamente de 5 a 7, es el período del día más propicio, el momento en el que la temperatura está más alta tanto en el hombre como en la mujer, están más relajados y más receptivos a la estimulación mutua, favoreciendo de este modo los niveles del neurotransmisor serotonina y la intensidad del placer.

¿SE SABE CUÁLES SON LOS SUEÑOS SEXUALES FEMENINOS MÁS FRECUENTES?
Cuando soñamos tenemos muy poco control sobre el contenido de los sueños.
Muchas mujeres equilibradas sexualmente tienen sueños con otros hombres que no son su pareja; algunas se pueden sentir culpables, pero a los hombres les pasa exactamente igual. La idea de haber soñado con alguien que no es tu pareja no significa que algo está funcionando mal. También en los sueños podemos retroceder en el tiempo y soñar con alguien con el que mantuvimos una relación y sentir las mismas sensaciones que entonces, incluso tener la misma edad que entonces.
Existe un tipo de sueño recurrente, como el de verse forzada a mantener una relación sexual. Se ha tratado de explicar este tipo de sueño y se han formulado varias  hipótesis al respecto.
Una explicación  sería que las mujeres reciben mensajes contradictorios sobre su sexualidad; se les enseña a ser sexualmente atractivas, pero también a decir no. Es decir, las mujeres deben parecer sexuales, pero no serlo en la realidad.
Este sueño proporciona una explicación más ante esta contradicción: la mujer forzada a practicar sexo tiene muy poca o nula responsabilidad sobre lo que ocurre. Sentirse forzada ayuda a eliminar los sentimientos de culpa originados por ser sexualmente activa.
Otra explicación es la creencia de que la mujer es forzada porque el hombre es el deseante, el activo, y la mujer es la deseada, la pasiva. El concepto de fuerza se podía interpretar porque la mujer es tan atractiva para el hombre sexualmente que éste es incapaz de contener su deseo, aunque el ser irresistible no tendría por qué hacer intervenir la fuerza.
Otro sueño recurrente, y este con matices “románticos”, es el de soñar con alguien famoso e importante, como un actor, un político, un locutor. Depende el que esté más de moda, y a quién nos estén metiendo por los ojos a todas horas. A veces nos podemos sorprender, incluso nos reiremos, pero no tiene por qué implicar connotaciones sexuales, puede ser un flirteo, un encuentro, cruce de miradas, etc.
Algunas mujeres sueñan que mantienen relaciones con otras mujeres, aunque son heterosexuales. Esto no significa que la persona sea lesbiana, los sueños no los controlamos nosotros, por lo tanto, no significarán nada en nuestra vida, al menos nada que nos preocupe demasiado, porque “los sueños, sueños son”.